Mil ojos ven más que dos

Parece que este veciño galego tenía una mala salida a la carretera desde su finca, así que decidió colocar espejos en varios puntos estratégicos

Todo salió bien pero, ¡se quedó sin retrovisores en el coche! 

Publicada por:

Chapuzas
Chapuzas
0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.